Go Back
cupcakes de pan de muerto con una taza de chocolate

Cupcakes de pan de muerto rellenos

Celebra el día de muerto con esta versión ligera y divertida del tradicional pan de muerto
Tiempo de preparación 3 h 30 min
Tiempo de cocción 10 min
Tiempo total 3 h 40 min
Categoria Desayunocourse, cuisinePostre
Dificultad Expertacourse, cuisineMedia
Raciones 15 cupcakes
Calorías 139 kcal

Utensilios

  • Charola para muffins
  • Capacillos para cupcake
  • Colador
  • Tabla para amasar

Ingredientes
  

Agua de azhar

  • 1 puñado Flores de azahar secas  (10 g)
  • 1 o 2 estrellas Anís
  • ¼ taza Agua hirviendo (125 ml)

Cupcakes de pan de muerto

  • 2 ½ tazas Harina de trigo (300 g)
  • ¼ taza Azúcar (60 g)
  • 2 piezas Ralladura de naranja  (15 g)
  • 1 pizca Sal  (2 g)
  • 3 cditas. Levadura seca (8 g)
  • ¼ tazas Agua tibia (125 ml)
  • 1 pieza Huevo
  • 2 pieza Yema de huevo
  • ¼ taza Leche (125 ml)
  • 60 g Mantequilla a temperatura ambiente
  • ½ taza Mermelada de fresa o de naranja (100 g)

PREPARACIÓN
 

Para preparar el agua de azhar

  • Una vez el agua llegue al punto de ebullición, dejar infusionar las hojas de azahar y las estrellas de anís por al menos 20 minutos.
  • Colar la infusión, exprimiendo las flores para obtener una esencia concentrada.

Para preparar los cupcakes de pan de muerto

  • Entibiar el agua, asegurandose de que no quedé muy caliente, y diluir una cucharada de harina junto con la levadura para activarla.
  • Mientras se deja reposar la levadura. Mezclar los ingredientes solidos como el harina, el azúcar, la ralladura de naranja y la sal.
  • Formar una fuente con la harina y en el centro agregar el huevo y las yemas de huevo una a una, verter de a poco el agua de azahar y la leche.
  • Para este momento la levadura debe haberse activado, duplicando su tamaño y formando una capa de espuma. Agregarla al final a la mezcla.
  • Comenzar el amasado. Este va a ser vigoroso, aproximadamente durante 30 minutos. La masa comenzara pareciendo un engrudo, hay que seguir amasando hasta que esta quede elástica.
  • Una vez la masa quede manejable, ir incorporando la mantequilla derretida a temperatura ambiente en cubitos. Este amasado será rápido, cuestión de otros 15 minutos. Ahora sí, la masa se separará de los dedos.
  • Hay que dejar reposar la masa por una hora. Para ello se coloca dentro de un recipiente en el que pueda crecer, cubierta con un paño de preferencia húmedo, y guardada en un lugar tibio y oscuro.
  • Al cabo de una hora, la masa debe haberse inflado. Con un golpe contundente sacarle el aire y volver a amasar. Esta vez el amasado será menos intenso.
  • Dividir la masa en 16 bolitas de aproximadamente el tamaño del interior del puño. Reservar una de las bolitas en el congelador.
  • En una charola de muffins ir colocando los capacillos.
  • Para rellenar los cupcakes se aplastan las bolitas y se coloca una cucharadita de mermelada en el centro. Atención de no usar demasiada, pues podría salirse durante el horneado. Se cierra la bolita por debajo apretando bien las esquinas.
  • Colocar las bolitas en los capacillos. Para este momento la masa comenzara a crecer muy rápido, en cuestión de 20 minutos ya debe haber ocupado el espacio del cupcake, por lo que hay que apurarse en los siguientes pasos.
  • La parte de la masa que se separó servirá para formar los huesitos del pan de muerto. Atención que deben ser muy pequeños, los craneos más pequeños que una canica, y los huesitos del grosor de un popote.
  • Para amasar las figuras más fácilmente, colocar un poco de harina en las manos. Los huesitos se forman dividiendo una tira en cuatro y aplastando el centro con el dedo.
  • Para que los craneos y los huesitos se queden pegados, utiliza un poco de agua.
  • Precalentar el horno a 220 °C, y meter los panes durante 10 minutos. Hay que vigilarlos, pues al ser pequeños su proceso de horneado es súper rápido.
  • Una vez se hayan enfriado, desmoldar y decorar al gusto.

Alternativas de la receta

Sobre el amasado:
Después del primer amasado, la masa quedará todavía un poco pegajosa, pero con que pueda separarse de los dedos basta. No es necesario agregar harina a la superficie de trabajo.
Hay que incorporar muy bien la mantequilla, porque pueden quedar capas tipo hojaldre si no se amasa a conciencia.
Un truco para que la masa leve durante el reposo, y duplique su tamaño, es guardarla en el horno de microondas luego de haber calentado un poco de agua.
PALABRAS CLAVE pan dulce, panes